El asunto de hoy

Legado

¡Ya me cansé! Decidí recorrer todo el camino andado e ir borrando cada huella de mi paso, cada obra propuesta, en cada lugar. Recorreré las redes sociales, las listas de amigos, las de interés e iré eliminando, de cada una, cada traza de mi paso. Volveré a cada viejo lugar de tertulia, a los cafetines, los restoranes, los lugares de encuentro, los clubes, las silenciosas bibliotecas, los mesones bulliciosos y en cada lugar sembraré el olvido borrando cualquier recuerdo, cualquier indicio, hasta que todos (casi nadie) hayan olvidado que existí o lo que dije y lo que escribí.

... leer más...

Además lee:

Leyendo...

Surrealismo

De pronto, de manera inconsciente, sin importar cuánto lo haya buscado, desaparezco de mí mismo: Dejo de existir. A veces mientras leo, por ejemplo, la escena de la lectura fluye por un derrotero diverso al literal y tomando un desvío, tras breves imágenes que no están en la letra pero la enlazan, constituyendo una aventura extraña y continua, me pierdo a mí mismo en la nada del sueño. Otras veces me sucede en aquella última divagación, en la que se elucubra planes absurdos, las más de las veces imposibles de realizar, que quedo atrapado en un instante vago, parecido a esos juguetes de cuerda que de repente topan con una pared y continúan por un momento su torpe movimiento hasta que agotan la energía que los activa, tal vez a punto de triunfar, o de conquistar a aquella mujer hermosa y más; entonces desaparezco, dormido. No puedo dejar de preguntarme: ¿Es también así la muerte? Sí; es posible que así sea. Quizás esta vida, que se imagina como la realidad, sea sólo una divagación que termina al momento de la muerte, en la que, cuando menos para uno mismo, se desaparece; uno se pierde a sí mismo. Nadie lo sabe; nadie puede saberlo si las cosas son como las he elucubrado hasta aquí, ya que nadie existiría, salvo yo mismo que soy el divagador o soñador de mi propia vida, que al perderla es como perder la conciencia cuando caemos en el sueño. Si los otros existen, desaparecen también conmigo, al menos para mí.

... leer más...

Acuso recibo de la siguiente:

Señor

Iñaki Irizarri

De mi mayor interés y a lo mejor del suyo, así lo esperaría;

Me atrevo a escribirle ésta, sin certeza ninguna que sea considerada, o apenas leída por usted. Pero prefiero hacerlo, cuando menos, como un testimonio. Soy un hombre de izquierdas, aún cuando lleno de dudas.

... leer más...

Pájaro Verde

Creo que es una rara sincronía. Mientras miraba en vivo en la televisión el lanzamiento de la nave espacial más poderosa jamás construida, hoy, murió el papá. No hubo ninguna relación causal. La noticia lo asombró y divirtió, pero no lo impactó como para relacionarla con su muerte. Sólo fue la sincronía de la partida de ambos a penetrar otros universos.

... leer más...